martes, 16 de abril de 2019

Guía práctica para elegir (bien) la leche de tu bebé. Y FAQs.




El mercado de la alimentación infantil nos ofrece cada vez más variedad de leches dedicadas a la nutrición de los más pequeños de la casa. Ante tanta oferta y con la “ayuda” de algún que otro reclamo publicitario en más de una ocasión los papás –y algunos profesionales también- pueden verse inmersos en una espiral de desorientación.

La presente guía pretende ser una herramienta orientativa para esos casos en los que pueda surgir la incertidumbre.

Antes de proseguir un par de cosas importantes:
1.    La lactancia materna es el mejor alimento que se le puede ofrecer al bebé siempre y cuando las condiciones así lo indiquen.
2.    Ante cualquier duda tu equipo de pediatría es el que mejor podrá atender tu demanda.

Posiblemente sea cierto eso de que una imagen vale más que mil palabras, así que ahí va. Y recuerda que la lactancia materna es siempre la mejor alimentación que se le puede ofrecer a un bebé.

FAQs
·         ¿Hay alguna leche de fórmula que se asemeje mucho a la lactancia materna.
o   No, la leche materna contiene cientos de componentes y células vivas que es imposible reproducir en el laboratorio. Todas las leches de fórmula siguen la normativa marcada por la UE y si cualquier sustancia demostrase ser beneficiosa para la nutrición del bebé sería obligatorio incluirla en las leches artificiales.

·         ¿Las leches para “bebés tragones” ayudan a que estos concilien mejor el sueño?
o   No, no hay evidencia de ello.

·         ¿Es menos alergénica la fórmula infantil proveniente de la cabra que la proveniente de la vaca?
o   No, ambas son equivalentes en términos de alergenicidad y seguridad.

·         ¿El bebé que regurgita necesita una fórmula especial para prevenir el reflujo?
o   Muchos bebés tienen pequeñas regurgitaciones después de las tomas los primeros meses de vida. Se considera fisiológico por un problema de inmadurez y no requiere tratamiento alguno. La enfermedad por reflujo gastroesofágico es una entidad poco frecuente que debe ser diagnosticada por el pediatra y será él quien te indique las medidas, farmacológicas y/o dietéticas a tomar.

·         ¿Pueden algunas leches disminuir el “disconfort” abdominal de los bebés?
o   No, las mal llamadas leches “Confort” o similares no mejoran las pequeñas molestias gastrointestinales que puedan tener los bebés. Ni los gases, ni los cólicos, ni…  

·         ¿Debo administrar una leche sin lactosa durante o después de una gastroenteritis?
o   La intolerancia a la lactosa es una patología relativamente poco frecuente en la primera infancia. Algunos niños después de pasar una gastroenteritis pueden quedar, de forma temporal, con un cierto grado de intolerancia a la lactosa. La leche sin lactosa no previene este cuadro y será tu pediatra quien te indique cuando es necesario administrársela después de verificar el diagnóstico.

·         ¿Son adecuadas las leches de soja para los bebés?
o   Las únicas leches de soja aptas para los bebés son las fórmulas especiales diseñadas para problemas gastrointestinales específicos y deben ser siempre prescritas por un profesional.

·         ¿Y si le quiero dar una bebida vegetal por encima de los 12 meses como sustitutivo de la leche?
o   La única bebida vegetal equiparable a la leche en nutrientes es la de soja enriquecida con calcio y no endulcorada.

·         ¿Pueden las fórmulas parcialmente hidrolizadas prevenir la dermatitis atópica o cualquier otra patología alérgica?
o   No, durante un tiempo la industria vendió esos productos como capaces de frenar patologías alérgicas en niños hijos de padres alérgicos cuya carga genética para desarrollar enfermedades de este tipo era considerable. Las últimas directrices de la EFSA en este sentido contraindican este tipo de leches para cualquier prevención.
·         ¿Es necesario cambiar de la leche de inicio a la de continuación?
o   No, las leches tipo 1 tienen una composición adecuada para toda la lactancia y cumplen unos estándares de seguridad más elevados.

·         ¿Y las leches de “crecimiento” o tipo 3?
o   Si las tipo 2 no son necesarias imagina las tipo 3. A partir de los 12 meses el niño está capacitado para tomar leche de vaca, cabra u oveja pasteurizada o bebida de soja suplementada con calcio y no endulcorada. No se deben dar bebidas (leches) de arroz por debajo de los 5 años.

·         ¿Son seguras las leches de fórmula “caseras”?
o   No, en intento de elaborar leche artificial en casa está totalmente desaconsejado. Muy probablemente no adquiera la composición nutricional adecuada y afecte al crecimiento y desarrollo del bebé. A ello se le añade la fácil contaminación que podría derivar en infecciones severas.

Espero sea de ayuda.
Saludos
@pepepediatre

sábado, 9 de febrero de 2019

Los nuevos aceites de oliva ‘para niños’ que indignan a nutricionistas y pediatras.



Entrevista el 29/01/2019 de Rosanna Carceller para La Vanguardia sobre la absurda aparición de aceites de oliva virgen extra destinados exclusivamente a la población infantil.




Con la extraordinaria participación de Miguel Ángel Lurueña y Marián García, @gominolasdepetroleo y @boticariagarcia , respectivamente, en RRSS.



miércoles, 12 de diciembre de 2018

¿Hay desayunos saludables?



Entrevista radiofónica sobre los desayunos saludables con la participación de Aitor Sánchez y Mercè Gonzalez para La Vanguardia:

Los desayunos que (sí) son saludables para niños




jueves, 6 de diciembre de 2018

Els esmorzars dels nens. Entrevista a RAC1.



Aquí teniu el link a una entrevista feta per RAC1 sobre la polèmica dels esmorzars en els nens:

És millor que els nens no esmorzin, abans que mengin llet amb cacau i magdalenes?


https://www.rac1.cat/info-rac1/20181205/453373168839/esmorzar-nens-llet-cacau-galetes-magdalenes-alimentacio-infantil.html

"No som un cotxe que necessita benzina constantment, som un cotxe híbrid que té les bateries recarregades per una temporada".


viernes, 30 de noviembre de 2018

¿Qué NO es Pediatría de Atención Primaria (PAP)?


Planea por redes un documento en el que, describiendo lo que NO es Medicina de Atención Primaria, desgrana una serie de premisas sobre lo que deberían ser las bases de la medicina en ese ámbito. (Acceso)
Pero... eso tampoco es exactamente la Pediatría de Atención Primaria. Alguien me alentó a hacer una descripción de aquello que un pediatra de AP con cierta experiencia y bastantes años de bagaje podía opinar sobre la Pediatría de Atención Primaria. Al final ha salido esto: 

-       La PAP no es un ente menor dentro de la especialidad. La PAP es, en si misma, una especialidad que requiere del estudio y manejo de conocimientos y habilidades que complementan lo asimilado durante el periodo de especialización. La PAP requiere de una formación reglada y un posterior reciclaje continuo para su aplicación en la atención primaria y así dar solución a problemas cada vez más diversos y complejos. La PAP tiene una entidad propia y preponderante dentro de la atención a la infancia.

-       PAP no es la entrada al sistema sanitario de los más pequeños. La PAP es el sistema sanitario de la infancia. La mayor parte de los problemas de salud en esa franja de edad se solventan en PAP. El programa de actividades preventivas se lleva a cabo en PAP. La vacunación se administra, en el entorno de los ambulatorios o en las escuelas, desde la PAP. Las actividades de salud comunitaria se hacen desde PAP. Los padres confían en su pediatra de PAP.

-       La PAP no es un compartimento estanco al servicio de otras especialidades pediátricas o de la pediatría hospitalaria. La PAP evoluciona dando respuesta a cada vez más problemas de la salud infantil.

-       La PAP no es únicamente manejar los problemas banales de la infancia. La PAP es hacer educación sanitaria frente a ellos. Es ofrecer recursos a unos requerimientos crecientes de la población. Es hacer contención de la demanda considerada por las familias como urgente, evitando su acceso a centros hospitalarios. Es una valoración constante frente a un grupo de edad predominantemente sano y una alerta continua ante cualquier proceso grave que surja entre todo eso.

-       La PAP no es la especialidad pequeña dentro de los centros de atención primaria. Es minoritaria, pero no menor.

-       La PAP no es la medicina del adulto practicada en niños. La infancia tiene unas características propias del desarrollo humano que condicionan sus patologías y trastornos. La PAP previene y trata esas patologías que poco tienen que ver con las del adulto.

-       La PAP no es un sistema de derivaciones a especialistas y a centros hospitalarios. La PAP es el eje vertebral de la salud de la infancia. Detecta, diagnostica, trata y hace el seguimiento de la mayoría de los procesos, sean agudos o crónicos. Da apoyo a las familias y las acompaña en los procesos de mayor complejidad. La PAP evita pérdidas de tiempo y de recursos a las familias y al sistema.

-       La PAP no tiene porque ajustar sus prestaciones a las que ofrece la medicina de familia. Su población diana, los niños, tienen horarios, hábitos y patologías distintas a las de los adultos. Los pediatras, a los que se debe atraer de otros ámbitos profesionales, también tienen sus connotaciones especiales en la PAP. Los horarios, incentivos, gestión del trabajo e incluso emolumentos no tienen porque ser la imagen de los de la medicina de familia.

-       La PAP no es una agenda ilimitada en la que a diario tenga cabida cualquier demanda. La PAP está habilitada para gestionar su propia agenda. Los profesionales de PAP tienen la capacidad de poner un límite a la demanda y decidir qué se debe hacer con el excedente de visitas. La PAP es la que mejor conoce la demanda que se genera y es la más calificada para aportar soluciones.

-       La PAP no es cantidad por encima de calidad. La PAP valora, dialoga, piensa, diagnostica, prescribe, informa, transcribe… y todo eso requiere de un tiempo. La PAP como centro de la atención a la infancia debe mantener un nivel de calidad irrenunciable.

-       La PAP no es la última opción para los especialistas recién formados que encuentran en el amparo del hospital, en el extranjero o en la medicina privada condiciones laborales más favorables. La PAP debe ser la ilusión de muchos especialistas recientes que deben ver en ella la oportunidad de desarrollar su vocación. La PAP debe atraer profesionales con horarios racionales, con cargas de trabajo sostenibles, con prácticas profesionales gratificantes e incentivando aquellas opciones más desfavorecidas. El profesional de PAP debe sentirse satisfecho con su puesto de trabajo, debe tener opciones a la promoción laboral más allá de los años dedicados al ejercicio de su actividad.

-       La PAP no es una labor que arrincone al trabajador hora tras hora en su consulta obligándolo a convertir su jornada laboral de principio a fin en un continuo de visitas. La PAP debe tener tiempo para hacer puestas en común con los compañeros, para el reciclaje, para la investigación y, porque no, para la socialización. La PAP debe formar a nuevos especialistas en PAP.

-       La PAP no es una medicina basada en ver un paciente tras otro sin discriminación ni límite alguno. La PAP debe tener la capacidad de poder adaptar los recursos a la situación. La PAP no maneja presupuestos generales, ni entiende de directrices políticas, ni ejecuta planificaciones estratégicas a gran escala. La PAP debe gestionarse por completo en pequeñas unidades productivas que conocen y adecuan los recursos a su realidad cotidiana.

-       La PAP no es una pieza más en un sistema sanitario basado mayoritariamente en la medicina del adulto. La PAP debe tener sus propias direcciones libre y democráticamente escogidas. Debe tener sus representantes habilitados en el global del sistema sanitario. Debe tener una opinión oída, respetada y aceptada.

La PAP no es, y cada vez menos, lo que parece ser la PAP.

Espero vuestras aportaciones sobre lo que NO es Pediatría de Atención Primaria para entre todos, construir una PAP mejor.


The Times They Are A-Changing. Bob Dylan

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Nota de prensa de BCNspiracy

Es para mi un motivo de orgullo y satisfacción colgar la nota de prensa que desde BCNspiracy se ha lanzado a los medios: 




Barcelona celebra su primer evento de charlas científicas inspirado en Naukas

  • El evento, llamado BCNspiracy, pretende ser un referente en Barcelona, como lo son Naukas, Desgranando Ciencia y Jot Down en Bilbao, Granada y Sevilla, respectivamente.
  • BCNspiracy está organizado por un equipo multidisciplinar con experiencia y cuenta con la colaboración de la Fundación Bancaria “la Caixa”.

Barcelona, 20 de junio de 2017. - CosmoCaixa Barcelona acogerá el próximo 30 de septiembre BCNspiracy, un evento en el que científicos y divulgadores presentarán temas científicos muy diversos de forma amena, asequible y transversal.

BCNspiracy talks (nombre del eje nuclear del evento, en el que se encuentran todas las ponencias) es una iniciativa llevada a cabo por científicos entusiastas que quieren comunicar con rigor las investigaciones que realizan, y por un equipo de apoyo a ponentes que velará para que las charlas sean dinámicas y entretenidas.

Además, también se realizarán paralelamente talleres, en un intento de buscar otras maneras de divulgar ciencia para un público muy diverso. Este eje se llamará KIDspiracy e incluirá actividades sobre alimentación saludable o meteoritos, entre otros.

Ambos ejes se desarrollarán la mañana del sábado 30 de septiembre en CosmoCaixa. La entrada al evento está incluida en la entrada general de CosmoCaixa.


Contacto:
Pablo Ortiz Navarro
608 23 04 40

lunes, 16 de enero de 2017

Gripe/Catarros de vías altas/Procesos víricos. La guía definitiva.

Llega el invierno y con él la gripe empieza a asomar (topicazo).

Es importante saber diferenciar entre la gripe y otros procesos (topicazo).

Con la bajada de las temperaturas se reactiva la presencia de los virus de predominio invernal, entre ellos el de la gripe (vamos mejor). De hecho la culpa de que la transmisión de algunos de esos virus sea mayor en los meses fríos no es de los microorganismos, sino nuestra. Las bajas temperaturas hacen que busquemos un hacinamiento involuntario en lugares cálidos, que ventilemos menos los espacios que habitamos, que estemos menos horas al aire libre y, en definitiva, que facilitemos la transmisión de esas enfermedades de uno a otro. Cien personas tosiendo y estornudando en el interior de un centro comercial son mucho más peligrosas (para la salud de los que las rodean) que esas mismas personas en un medio abierto, como puede ser un campo de fútbol.

Pero ¿debemos ser capaces de distinguir entre la gripe, un catarro de vías altas y/o cualquier otro virus que produzca fiebre en la época hibernal? Como paciente rotundamente no. La clínica de cualquiera de esos procesos se solapa con facilidad, el manejo o tratamiento es el mismo, las medidas de precaución para evitar su diseminación son superponibles y ninguna de ellas necesita de antibióticos para ser curada. Como profesional -en mi caso pediatra-, salvo para estudios epidemiológicos y en aquellos casos en que la enfermedad aparezca en pacientes de riesgo, tampoco tendrá demasiada trascendencia saber exactamente de qué proceso estamos hablando.

¿Entonces? Fíjate en la infografía los consejos son los mismos para todas ellas:

  • Aumentar las medidas de prevención para evitar su diseminación.
  • Controlar el estado general, que nos servirá de indicador del transcurso de la enfermedad.
  • Atenuar la fiebre para favorecer una enfermedad más confortable
  • Estar pendiente de que el periodo de fase aguda no se prolongue más de lo habitual


¡Ah! sí, la música: 
The Steel Wheels - Winter Is Coming


viernes, 14 de octubre de 2016

Decálogo de la alimentación en la embarazada.






Este es un post escrito para la plataforma Pediaskin sobre la alimentación, previa y durante el embarazo, de la futura madre. Reproducido con permiso del mencionado portal y disponible también en decálogo de la nutrición de la embarazadaDado que algunos de esos denominados "artículos de expertos" requieren registro en dicha plataforma lo reproduzco aquí en abierto a la vez que os invito a registraros en ella para tener acceso a todos sus contenidos.

Dale al play y te entretienes con un premio Nobel mientras lees.
Bob Dylan - Hurricane




La nutrición y el estilo de vida en la embarazada es muy importante, por eso a través de este artículo voy a ofrecerte un décalogo con once consejos más uno extra a seguir si estás esperando un bebé. Precisamente será este bonus track por el que empezaremos ya que, cronológicamente, precede a los demás. 




Bonus track (consejo extra):  Si piensas en quedarte embarazada es buen momento para que replantees algunos aspectos de tu salud. Si estás algo sobrada de peso este puede ser un buen punto de inflexión para intentar normalizar tu Índice de Masa Corporal (IMC). Acomoda tu estilo de vida lo más saludablemente posible: come de manera adecuada, haz ejercicio regularmente y revisa tu estado vacunal. Si te ves incapaz de hacerlo por ti misma pide consejo a tu médico, ginecólogo y/o a un dietista nutricionista. Entre todos lo vais a conseguir. Iniciar el embarazo en el mejor estado de salud posible es una de las garantías de que el resultado final sea el óptimo. 

Consejos sobre la nutrición de la embarazada:

Consejo Nº 1: Si piensas quedarte embarazada deberías tomar ácido fólico, 400µg/día, por lo menos desde cuatro semanas antes de la concepción hasta el final del primer trimestre para evitar defectos en el tubo neural del futuro bebé. Puedes seguir tomándolo hasta el final del embarazo sin problemas.
Consejo Nº 2:  “Piensa por dos, pero no comas por dos”. El embarazo necesita un aporte extra de energía y de nutrientes para cubrir las necesidades de la gestante y las del feto, habitualmente las embarazadas sobrevaloran estos requerimientos. El incremento de calorías diarias está alrededor de un 10% y se hace más patente en el segundo y tercer  trimestre del embarazo.
Consejo Nº 3: Debes mantener una ingesta adecuada de ácidos grasos esenciales poliinsaturados que se logra comiendo dos porciones a la semana de pescado, incluyendo los pescados grasos, ricos en ?-3. 
Consejo Nº 4:  Los micronutrientes que podrían ser deficitarios con más frecuencia son el ácido fólico, ya comentado, el hierro, el yodo, la vitamina D, el calcio y la vitamina B 12. Tu ginecólogo o tu médico de cabecera te indicarán las cantidades adecuadas de suplementos que puedas necesitar dependiendo de tus hábitos dietéticos, la zona geográfica en la que te halles y alguna que otra consideración. La sola ingesta de sal yodada podría ser insuficiente para cubrir las necesidades de yodo durante el embarazo. 
Consejo Nº 5: : Los aspectos sobre seguridad de los alimentos que ingieras son muy importantes para evitar infecciones que pudieran transmitir y que podrían llegar a afectar al feto, tales como la listeriosis, la salmonelosis y la toxoplasmosis. Manipula los alimentos observando las máximas condiciones de higiene y evita comer carnes poco “hechas”. 
Consejo Nº 6:  Debido a la posibilidad de que contengan substancias dañinas como mercurio o plomo evita comer  pescados grandes como atún, emperador, pez espada, etc. Son el último escalón de la cadena trófica del mar y pueden acabar por acumular en su interior sustancias nocivas. 
Consejo Nº 7:  Una dieta vegetariana equilibrada, suplementada y supervisada no debería ser impedimento para sacar adelante el más exitoso de los embarazos. 
Consejo Nº 8: No abandones ninguna medicación que estés tomando por tu cuenta. Así mismo tampoco te automediques. 
Consejo Nº 9: La actividad física es un factor determinante del bienestar de la madre y para el mantenimiento del peso adecuado. Sería recomendable hacer aproximadamente unos 150 minutos de actividad aeróbica moderada durante toda la semana. No seas perezosa, desde el momento en que tengas a tu bebé tu actividad física aumentará considerablemente. Vete preparando.
Consejo Nº 10:  Evita el consumo de drogas y el tabaco. Procura no permanecer en habitaciones en las que previamente se haya fumado y, recuerda, durante el embarazo alcohol cero.
Consejo Nº 11:  Después del parto mantén todos los hábitos saludables que hayas adquirido en el embarazo. Tu bebé, tu familia y, sobretodo tú, lo agradeceréis.
No podría acabar sin echar un vistazo a lo que dice el diccionario de la RAE de la lengua para definir un decálogo: 


Por tanto, y ajustándonos a eso, este decálogo consta de tantos puntos como se han considerado de interés.